Ruta arqueológica

Zuheros

En la cima de la montaña que está a las espaldas de Zuheros se encuentra la "Cueva de los Murciélagos". Visitable, 800 metros de los más de 2 kilómetros de la cueva, de una hora de duración aproximadamente,  con 700 escalones, un desnivel de 60 metros y una temperatura media de 9º C, tiene, además de bellísimas formaciones calcareas, un atractivo esopecial, restos arqueológicos de gran interés, conocida en todo el mundo, por el valor que para el estudio del Neolítico han dado lo hallado en la cueva. La primera noticia escrita data de 1868, pero no se explorará hasta 1938.

Fuente Tójar

Cronológicamente, la ocupación de la cueva comienza en el Paleolítico Medio, hace 35.000 años, por el Hombre de Neanderthal, dejando su huella con su industria lítica (Musteriense) y animales cazados. A continuación, en el Paleolítico Superior, del 30.000 al 9.000 a.C., por el Homo Sapiens Sapiens, que dejó, aparte de su industria lítica, figuras grabadas de diferentes animales y trazos, en el exterior de la cueva, siendo la antigüedad de estos grabados de unos 18.000 años, con lo que cubre un vacío existente en Andalucía Central, de ahí su gran importancia. Del Neolítico (6.000 - 3.000 a.C.)  y del Calcolítico (3.000 - 2.000 a.C.) son las pinturas que hay en algunas paredes, figuras humanas, un ídolo oculado, y, destacando, las representaciones esquematizadas de cabras, siendo las únicas en la actualidad.

Del Neolítico es un enterramiento humano que hay en el fondo de la Sala de las Formaciones. Además de estas edades del hombre, también hay constancia de la presencia humana en La Edad del Bronce y en época romana.

 "El Cerro de las Cabezas". lugar de asentamiento de un poblado íbero-romano (Iliturgicola) que actuará de centro de organización política y socioeconómica de la depresión Priego-Alcaudete en las épocas protohistóricas y romana.

Luque

Del Calcolítico (3.000 a.C. - 2.000 a.C.). Se trata  de un dolmen corredor, de tamaño pequeño.

Este dolmen se encuentra muy cerca del cortijo de la Nava de Luque.Se puede acceder desde el camino a Zagrilla que sale del carril (sin asfaltar) de Luque a Carcabuey, después de pasar unas canteras se coge un camino que sale a la izquierda, paralelo al carril por el que hemos venido y en sentido contrario,  y a unos 500 m buscar a la izquierda retirado del camino 50 m, junto a una encina.

Almedinilla

Se ha desvelado con una excepcional secuencia de asentamientos de los pueblos de la Antigüedad: por una parte, las huellas del poblado ibérico del Cerro de la Cruz, del siglo II a.C.; por otra, el yacimiento de la villa romana de "El Ruedo", donde, además de vestigios de construcciones, se ha recuperado una serie de extraordinarias esculturas.

Villa romana de El Ruedo: Junto al casco urbano están las ruinas de la villa de El Ruedo, surgida entre los siglos I y VI, uno de los yacimientos de la Península que mejor ilustran las características de los grandes establecimientos rurales romanos. En su recinto se distinguen las zonas urbana y rústica.

Hypnos

Dolmen de "La Lastra"

Villa romada de "El Ruedo"

El poblado ibérico Cerro de la Cruz: Estuvo habitado entre los siglos V y II a.C., fecha ésta última en que fue destruido por los romanos.El yacimiento  constituye uno de los más interesantes poblados de época ibérica de la provincia de Córdoba que han podido estudiarse científicamente. Destacan las arquitecturas y materiales conservados en muy buen estado. Muestra el urbanismo de la época y la diferenciación de los usos en distintas estancias. Los 650 m² de superficie excavada lo convierten en uno de los escasos ejemplos de asentamientos de baja época excavados de manera intensiva en toda Andalucía, a lo que debe añadirse su buen estado de conservación.

Priego de Córdoba

Se ha dicho de la comarca de Priego que es un auténtico paraíso de la arqueología. Los asentamientos más antiguos quizá se remonten al Paleolítico inferior, habiendo claros hallazgos del Paleolítico Medio, localizados en lugares como la Cueva-Sima de Cholones, en Zagrilla. En el Pirulejo se constata también la cultura del Paleolítico Superior. Pero es en el Neolítico (5.000 a 3.000 a C.) cuando la Prehistoria de Priego se nos muestra verdaderamente rica, con abundantes yacimientos y materiales excepcionales. La cueva de los Mármoles, Huerta Anguita, Murcielaguina, El Tocino, Los Inocentes y la de Cholones (citada a anteriormente), forman el conjunto más rico de toda la provincia. En esta última, se han encontrado cerámicas de almagra decoradas e incisas, restos de trigo y cebada, riquísima industria pétrea y ósea, destacando las anchas espátulas, los finos punzones, las abundantes varillas, etc.

Existen igualmente, buenas muestras de pinturas y grabados en cuevas, destacando las que presentan esquematizada la figura humana y animal. Del Calcolítico apareció un tensador textil que constituye uno de los escasos ejemplares encontrados en toda la península. De la Edad de Bronce se han encontrado varios enterramientos con un ajuar funerario casi completo, compuesto de cerámicas, sílex, espadas, puñales y brazaletes de arquero.

La Protohistoria la tenemos documentada en yacimientos como Cerro Severo, Sierra Leones y Torre Alta, entre otros. El hallazgo de un conjunto de figurillas femeninas de terracota, en el casco urbano, inscripciones, cerámicas, monedas, etc., acreditan la fuerte romanización de la zona.